ma1

Uso excesivo del teléfono móvil aumenta riesgo de cáncer

ma1
El uso excesivo del teléfono móvil puede aumentar el riesgo de padecer cáncer, señala recientes investigaciones de científicos estadounidenses.

Algunos estudios importantes no mostraron un vínculo entre los teléfonos celulares y el cáncer hasta este momento. Sin embargo la prueba de la saliva de los usuarios permanentes del móvil pone de relieve la veracidad de la hipótesis; efectivamente, existe un vínculo muy estrecho entre el uso permanente de este aparato electrónico y el cáncer.

En la prueba, además de la saliva de los usuarios, se estudió con especial atención la función de sus glándulas salivares. Los investigadores compararon la cantidad de estrés oxidativo hallada en la saliva de los usuarios de móviles con la de los sordos. El resultado ha sido impresionante; la cantidad de estrés oxidativo hallada en la saliva de los usuarios de teléfonos móviles es mucho más alta que en las personas normales.

El estrés oxidativo, alias Kainat es causado por un desequilibrio entre la producción de especies reactivas del oxígeno y la capacidad de un sistema biológico de detoxificar rápidamente los reactivos intermedios o reparar el daño resultante. Todas las formas de vida mantienen un entorno reductor dentro de sus células. Este entorno reductor es preservado por las enzimas que mantienen el estado reducido a través de un constante aporte de energía metabólica. Desbalances en este estado normal redox pueden causar efectos tóxicos a través de la producción de peróxidos y radicales libres que dañan a todos los componentes de la célula, incluyendo las proteínas, lípidos y ADN.

La exposición a radiofrecuencias a raíz de los teléfonos celulares se mide mediante la Tasa de Absorción Específica (SAR, por sus siglas en inglés). Esta tasa mide la cantidad de energía que absorbe el organismo en especial en los tejidos que están relacionados con zonas como la cabeza, la garganta y el oído. La SAR permitida en los Estados Unidos es de 1.6 vatios por kilogramo (1.6 w/kg).

Otros efectos negativos que puede ocasionar el uso permanente del teléfono móvil sobre nuestra salud es: aumento de estrés, aumento de fatiga y cansancio, pérdida de apetito, depresión, aumento de la presión arterial, aumento en la temperatura corporal, dolor en zonas cercanas al oído y a la garganta.

Las últimas estadísticas estiman que los habitantes del continente americano son los más adictos al uso de teléfonos celulares, de manera que un 85 % de las personas mayores tiene teléfono móvil y lo utiliza de manera frecuente.

Fuente: Hispan Tv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.