Una lluvia de meteoritos provoca cientos de heridos en Rusia

Los fragmentos de lo que podría ser una lluvia de meteoritos se han precipitado esta madrugada sobre las regiones rusas de Cheliabinsk, Kurgán, Tiumén, Svédrlovsk y también sobre el norte de Kazajstán.

Prácticamente todos se desintegraron al entrar en la atmósfera terrestre a excepción de uno, el más grande, que cayó sobre la región de Cheliabinsk en varios fragmentos. Así lo asegura la portavoz del Ministerio de Protección Civil, Elena Smirnij.

Las localidades afectadas, según el Ministerio de Protección Civil ruso, son Emanzhelinsk, Etkul, Kopeisk, Kórkino, Yuzhnouralsk y Cheliabinsk, la capital de la región. En ésta última un trozo del pedrusco arrasó el almacén de una factoría de galvanizados de cinc y destrozó los cristales de todos los edificios adyacentes. La honda expansiva causada por el impacto ocasionó también daños materiales en fachadas e interiores.

[Pincha aquí para ver las imágenes de lo ocurrido]

El Ministerio del Interior ruso sostiene que cerca de 500 personas han tenido que recibir asistencia sanitaria a consecuencia de cortes con cristales y lesiones por desprendimientos. Hay nueve personas hospitalizadas de las que tres se encuentran en estado grave.

Nikolái Zhelezniov, un responsable del Instituto de Astronomía Aplicada, cree que el meteorito “debía tener varias decenas de metros de longitud y no pocas toneladas de masa”. Según sus palabras, “los cuerpos de menos de 50 metros se desintegran casi siempre en la atmósfera y, si no se queman totalmente, a la Tierra llegan pequeños fragmentos”.

Testigos presenciales señalan que la violencia de la explosión en el momento del impacto fue tal que muchos creyeron que se trataba de un avión. Quienes no vieron la estela en el cielo pensaron que era un atentado terrorista.

Precedente en Siberia

El 30 de junio de 1908 un meteorito cayó en Siberia, cerca del río Podkámennaya Tunguska. Produjo una deflagración de una potencia 185 veces superior a la bomba atómica de Hiroshima. Desde cientos de kilómetros a la redonda se pudo ver una inmensa columna de humo semejante al hongo que se forma tras una explosión atómica.

Los científicos determinaron que aquel objeto cósmico debió tener unos 80 metros de diámetro. Un tamaño parecido al asteroide 2012 DA14, que pasará esta tarde cerca de la Tierra, a unos 27.000 kilómetros de distancia. Desde que comenzaron las observaciones de cuerpos celestes, nunca antes se había registrado una proximidad tan grande.

http://www.youtube.com/watch?&v=1W90i4nZZAQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.