article-2204080-150B197E000005DC-52_634x504

Los medios de comunicación de masas lo han presentado como “el extraordinario caso de una persona que venció un cáncer simplemente cambiando su dieta” , como si se tratara de una rareza de la naturaleza, como si fuera “el caso del hombre elefante”. Muchos sabemos que es mucho más común que todo esto porque un cambio nutricional drástico puede conseguir revertir enfermedades consideradas “incurables” si se realiza con seriedad y se mantiene el buen estado de ánimo espiritual durante el proceso. read more