Solo un mes después de acabar las últimas maniobras militares en el Estrecho de Ormuz, Teherán vuelve a iniciar una nueva etapa de ejercicios marítimos en la zona. En las celebraciones dedicadas al 33 aniversario de la Revolución Islámica, que empezaron el 1 de febrero y durarán hasta el día 11, Teherán se compromete a lanzar misiles de crucero de producción propia. En cuanto a las maniobras de buques de guerra, las autoridades informan de que tienen planeado para ellas un período más largo, de un mes.

Actualmente en las cercanías del Estrecho de Ormuz, la vía por donde circula entre un 35% y un 40% del crudo mundial, hay apostadas fuerzas de EE.  UU., el Reino Unido y Francia. Se trata de la flota norteamericana encabezada por el portaaviones de propulsión nuclear USS Abraham Lincoln, el portaaviones francés Charles de Gaulle y dos naves de guerra británicas. También en la región del Golfo Pérsico está presente otro grupo de buques de guerra encabezado por el portaaviones Carl Vinson. read more