2075239b9b0134a5536ed6b0a57bb61d_article
Miles de niños en Estados Unidos han recibido compensaciones por los efectos dañinos que les causó la vacunación. Una buena parte de ellos padecen autismo.