20130319-015437
“Aquí nadie trabaja y la gente ya no tiene nada que perder”, asegura la alcaldesa de la localidad, que ve cómo “ya tenemos que dar vales para que las familias compren sus alimentos”