7ce29aae80812073c2a09ab9a389befd_article
Los chips de un teléfono inteligente o de una computadora podrían en un futuro próximo arreglarse solos, pudiendo detectar fallos en su funcionamiento y recuperarse en microsegundos.