962-nVGWM.St.55

Protestas en Palestina contra visita de Barack Obama a Israel

962-nVGWM.St.55
Miles de palestinos expresaron este martes su repudio al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, realizando varias manifestaciones en los territorios ocupados de Cisjordania, en las que quemaron y destruyeron imágenes del Mandatario, en rechazo a la visita que éste tiene previsto hacer a Palestina en los próximos días.

Palestinos salieron a las calles y destruyeron un estandarte con la imagen de Obama, así como también arrancaron una pancarta con su rostro, la arrojaron sobre la calles e hicieron que coches le pasaran por encima, hasta finalmente prenderle fuego.

Esta protesta se suma a otras acaecidas días atrás, especialmente una el pasado 15 de marzo, cuando los palestinos en Ramallah, ciudad que alberga la sede de la Autoridad Palestina, destrozaron carteles con la imagen de Obama.

La comunidad palestina acusa al jefe de Estado norteamericano de “seguir el camino de sus predecesores y favorecer injustamente al régimen israelí”, guardando silencio y haciendo caso omiso a las “atrocidades y crímenes de lesa humanidad” que Tel Aviv emprende regularmente contra el pueblo árabe.

También acusan a Obama de “no hacer lo suficiente para detener la construcción de asentamientos ilegales de Israel en los territorios ocupados”, ni tampoco para poner fin a las detenciones arbitrarias de palestinos por tropas israelíes.

La gira de Obama a los territorios ocupados palestinos, Cisjordania y Jordania, comenzará este miércoles con una visita al sistema antimisiles “Cúpula de Hierro”, desarrollado por Israel con ayuda estadounidense.

Según reseñan medios árabes, Obama tiene previsto visitar la Basílica de la Natividad, uno de los templos cristianos más antiguos situado en la ciudad de Belén. Tras conocer la Basílica, el Presidente saldrá rumbo a Jordania, donde se encontrará con el rey Abdalá II.

En diciembre de 2012, el Gobierno israelí anunció que seguiría adelante con sus planes de construcción de miles de viviendas para colonos, a pesar de la oposición de las Naciones Unidas y la comunidad internacional.

La continua expansión de los asentamientos israelíes ha supuesto un gran obstáculo para el proceso de paz en el Oriente Medio.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación israelí de los territorios palestinos de Cisjordania en 1967.

La ONU y la mayoría de los países consideran que los asentamientos israelíes son ilegales, pero todas las resoluciones de condena presentadas contra Israel han sido vetadas por Washington en el Consejo de Seguridad.

Press TV / LibreRed

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.