Noticias y actualidad (25/06/2011)

Programa transmitido el día sábado, 25 de junio de 2011:

“Por muchos años hemos aguardado que se promulgue una ley dominical en nuestro país, y ahora que el movimiento está ante nosotros preguntamos: ¿Qué va a hacer nuestro pueblo al respecto?… Debiéramos buscar a Dios en forma especial para que su pueblo reciba ahora gracia y poder.  Dios vive, y no creemos que ha llegado plenamente el tiempo cuando él permita que nuestras libertades sean restringidas.
El profeta vio “a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol”.  Otro ángel, subiendo desde el este, clamó a ellos a gran voz, diciendo: “No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios”.  Esto señala el trabajo que ahora debemos hacer, a saber, clamar a Dios para que los ángeles detengan los cuatro vientos hasta que sean enviados misioneros a todas partes del mundo, y hayan proclamado la advertencia contra los que desobedecen la ley de Jehová.” (Elena G. White, RH Extra, Diciembre 11, 1888)

“Es nuestro deber hacer todo lo que está en nuestro poder para prevenir el peligro que nos amenaza… Sobre todos los hombres y mujeres de oración en todo el país recae la gran responsabilidad de pedir que Dios despeje esta nube maligna y conceda unos pocos años más de  gracia para trabajar por el Maestro.” (Elena G. White, RHExtra, Diciembre 11, 1888)

“Aquellos que ahora observan los mandamientos de Dios, necesitan moverse para que puedan obtener la ayuda especial que sólo Dios puede darles.  Debieran trabajar más fervientemente para dilatar tanto como sea posible la calamidad que los amenaza.”- (Elena G. White, RH Diciembre 18, 1888)

“Que los hijos de Dios, guardadores de los mandamientos, no permanezcan ahora en silencio como si hubiéramos de conformarnos con la situación.”- (Elena G. White, 7CBA 986, 1889).

“No estamos haciendo la voluntad de Dios si permanecemos quietos sin hacer nada para preservar la libertad de conciencia.  Deben ascender a Dios oraciones fervientes y eficaces para que esta calamidad sea diferida hasta que podamos realizar la obra que durante tanto tiempo ha sido descuidada.  Elévense oraciones muy fervientes; y luego trabajemos en armonía con nuestras oraciones”. – (Elena G. White, 2JT 321, 1889).

“Hay muchos que están tranquilos, como durmiendo.  Dicen: “Si la profecía ha predicho la imposición de la observancia dominical, con toda seguridad la ley será promulga ” y habiendo arribado a esta conclusión se sientan en una serena expectación del evento, consolándose con la idea de que Dios protegerá a su pueblo en el día de angustia.  Pero Dios no nos salvará si no hacemos el menor esfuerzo para realizar la obra que nos ha encomendado…
Como fieles atalayas, debiéramos ver la espada que viene y dar la advertencia, para que hombres y mujeres no prosigan por ignorancia un curso de acción que evitarían 131 si conociesen la verdad.”- (Elena G. White, RH Extra, Diciembre 24, 1889)

Noticias comentadas en vivo:

Video utilizado:


Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=euyyhM0GlfY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.