México: La discriminación religiosa persiste y puede crecer

Los mexicanos aceptan la creciente pluralidad religiosa, pero la ven un peligro, sin reconocer a los “no católicos” como “iguales en derechos y dignidad”.

En México hay cada vez mayor diversidad religiosa, pero también más resistencia a aceptar a quienes no profesan la creencia de la mayoría, según los resultados de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010 realizada por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

La presentación se desarrolló este pasado martes, y el estudio fue realizado del 14 de octubre al 23 de noviembre de 2010. En el acto se explicó como cambio reseñable que actualmente en México una de cada 5 personas ya no profesa la religión predominante, el catolicismo. Y un 5% de la población no profesa ningún tipo de religión.

El presidente de Conapred, Ricardo Bucio, refirió que, basándose en el estudio, existe un proceso de reconocimiento cada vez mayor del país de la realidad de su diversidad religiosa, y ya no se percibe como el México de los años 50. Pero según los datos del estudio en México aún hay intolerancia religiosa y tiende a crecer, aunque la relación de la sociedad con las creencias ha ido modificándose, aseguró Ricardo Bucio.

La terrible conclusión de la encuesta es que se reconocen la diversidad religiosa y los derechos de los demás, pero “no nos reconocemos iguales en derechos ni en dignidad”. México, expuso, no tiene incentivos para la igualdad, “cree que le conviene superar atrasos, disminuir la pobreza, la inseguridad pública, pero no caminar hacia la igualdad”.

Lo positivo es que este reconocimiento de los derechos propios y ajenos aún “no estaba instalado hace una década” en circunstancias, “como condiciones de identidad, edad y fe religiosa”. Pero en la actualidad pese a que se reconocen esos derechos, “asumimos que la diversidad es una amenaza para la cuestión social, y no es una riqueza social”.

Por ello, explicó, aunque existe un marco legal para las asociaciones religiosas, no se ha combatido la discriminación sobre todo al seno de las asociaciones sociales y comunitarias.

“Ya no se desconoce el marco jurídico, pero hay dificultad de vecinos y escuelas para aceptar a quienes no tienen la creencia religiosa de la mayoría”, dijo, algo que se ve en las decisiones que toman incluso los funcionarios.

INTOLERANCIA CON LOS “NO CATÓLICOS”
Las minorías religiosas son las que debido a la intolerancia en sus comunidades enfrentan más dificultades para integrarse con sus vecinos, asociaciones y en sus escuelas , denunció Bucio.

Una de cada cuatro personas pertenecientes a alguna religión distinta a la católica ha sentido que sus derechos no han sido respetados por sus creencias religiosas . “Mientras 78% de la población del país dice nunca haber sido objeto de discriminación por motivos religiosos, el porcentaje desciende a 68% entre quienes profesan una religión diferente a la católica”, según la encuesta cuyo margen máximo de error de ± 1.1 puntos porcentuales.

 UNA MÉXICO LEGALMENTE LAICA
Sin embargo, México tiene ventaja respecto a la mayoría de los países de América Latina, al existir desde hace 150 años la división de Estado-Iglesia, “donde el laicismo es un valor de la democracia y el sistema político mexicano”.

Empero, consideró que aún se piensa que laicismo implica la negación de lo religioso, cuando en realidad es que a partir de esto último se tomen decisiones políticas, “el laicismo es para garantizar que las personas puedan tener sus propias creencias” .

Una de las conclusiones de la encuesta, realizada cara a cara a 52,095 personas, es que “si México se afirma como pluralmente religioso, se tiene una responsabilidad compartida entre los profesantes de cualquier credo, Iglesia, espiritualidad y aun entre los no creyentes, en tanto que todas las personas, como ciudadanos y ciudadanas, compartimos los mismos derechos y las responsabilidades en la construcción de una sociedad más justa y fraterna”.

LA ENCUESTA REALIZADA
Respecto a la encuesta nacional 2010, refirió que es la segunda que se realiza en el país; la primera se llevó a cabo en 2005, y ayudó “a darnos cuenta que sí existía la discriminación, dicha por la ciudadanía, no sólo vista en los hechos”.

Refirió que la encuesta 2010 amplió 10 veces el tamaño de la primera, con 4 percepciones generales y conclusivas: Existe un proceso de reconocimiento cada vez mayor en México de su diversidad.

Ello se nota en el reconocimiento de su pluralidad lingüística y cultural, de las diferentes confesiones y asociaciones religiosas, preferencias sexuales, lenguas indígenas, derechos de las mujeres, con los cambios legales registrados en los 90.

Fuentes: Notimex

Editado por: Protestante Digital

México: La discriminación religiosa persiste y puede crecer | Noticias Cristianas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.