jack barnaby
jack barnaby
Barnaby Jack, el Aaron Russo informático, un autentico héroe, iba a participar en la Conferencia Black Hat, quizás la más importante del mundo de la Seguridad Informática, para exponer lo letales que pueden ser los marcapasos que están ahora disponibles e implantados en millones de personas. Pero extrañamente falleció de forma inesperada.

Pone los pelos de punta saber que sólo en los Estados Unidos hay 5 millones de americanos que llevan marcapasos con conexión WiFi. Si un asesino pudiera cambiar remotamente el voltaje de los marcapasos, cosa que Barnaby Jack descubrió en sus investigaciones, estaríamos hablando de una auténtica “mini bomba asesina” implantada en millones de personas.

hacker marcapasos

Y lo peor de todo es que esto es sólo el principio. El modelo más avanzado de estos ingenios tecnológicos implantables en humanos, será el futuro microchip que se implantará en la mano derecha o en la frente, para casi toda la entera humanidad. Esos futuros microchips podrán actuar como “mini-bombas”, capaces de segar la vida de los implantados, con un solo click a distancia, cuando así alguien lo decida.

Una semana antes de la conferencia Black Hat se produjo oportunamente la muerte de Barnaby Jack en su casa de San Francisco. A día de hoy no se sabe la causa de su muerte, puesto que la Policía y su familia rechazan hablar en los medios de comunicación y prefieren guardar silencio.

Lamentablemente, la Elite, como siempre, no tuvo más remedio que eliminarlo, y a día de hoy todavía no se sabe de que murió ni creo que lo sabremos.

Fuente: El Fin de Matrix

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.