Ellos atacan, él se divierte

Muñeco vestido de diablo es atacado a zapatazos por pastor y congregación en pleno culto

Maryland – Estados Unidos.- Un pastor decidió hacer un culto diferente y hacer que los miembros tengan más participación del servicio colocando un maniquí vestido como un diablo y demás demonios que representan.

El pastor Anthony G. Maclin del Sanctuary en Kingdom Square en pleno servicio comenzó a dar órdenes de condena para el diablo y lanzó uno de sus zapatos al muñeco. Siguiendo su ejemplo, los miembros de la congregación comenzó a sacarse los zapatos y lanzarlos al maniquí, mientras que el pastor determinaba su derrota.

A medida que el grupo tocaba una canción de alabanza, el pastor oró en voz alta y es en ese instante que algunos de los miembros iban a atacar con los zapatos al maniquíe.

El video publicado en YouTube muestra a un creyente que utilizó su bastón para golpear al “enemigo” y luego otros llegaron a los golpes e incluso una bolsa se utilizó para derribar los muñecos.

Fuente: http://noticiasdecristianos.blogspot.com/2011/07/muneco-vestido-de-diablo-es-atacado.html


Beating Up Devil Mannequin in Church

Link: http://youtu.be/pFs6C0Ci5yQ

Nota del Editor:

Luceroo Lucifer, quien es portador de luz, era el título que poseía elenemigo de Dios antes de su caída. Pero esa luz no la poseía por símismo, sino que reflejaba la luz que emanaba de la presencia de Dios.El verdadero poseedor de este título es Cristo (Ap 22.16). Él dijoque era la “Luz del Mundo”:
Otra vez Jesúsles habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, noandará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” (Juan8:12)
Hoyen día, Satanás está apartado de Dios y su Hijo, fue expulsado delcielo (Apoc. 12:7-9). Sin embargo, aunque ya no refleja la luz de lapareja divina, puede disfrazarse para aparentar ese esplendor queposeía en el cielo:
Y no esmaravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.”(2°Cor. 11:14)
Nohay nada que el gran seductor tema tanto como el que nos demos cuentade sus artimañas. Para mejor disfrazar su carácter y encubrir susverdaderos propósitos, se ha hecho representar de modo que nodespierte emociones más poderosas que las del ridículo y deldesprecio. Legusta que lo pinten deforme o repugnante, mitad animal mitad hombre.Le agrada oírse nombrar como objeto de diversión y de burla porpersonas que se creen inteligentes e instruídas.
Precisamentepor haberse enmascarado con habilidad consumada es por lo que tan amenudo se oye preguntar: “¿Existe en realidad ente semejante?”Prueba evidente de su éxito es la aceptación general de que gozanentre el público religioso ciertas teorías que niegan los,testimonios más positivos de las Sagradas Escrituras. Y es porqueSatanás puede dominar tan fácilmente los espíritus de las personasinconscientes de su influencia, por lo que la Palabra de Dios nos datantos ejemplos de su obra maléfica, nos revela sus fuerzas ocultasy nos pone así en guardia, contra sus ataques. El poder y lamalignidad de Satanás y de su hueste podrían alarmarnos con razón,sino fuera por el apoyo y salvación que podemos encontrar en el podersuperior de nuestro Redentor.
(Conflictode los Siglos, p.570-571)
Satanásestá vigilando a fin de encontrar la mente desprevenida y poder asíposesionarse de ella. No deseamos ignorar sus artimañas, ni queremosser dominados por sus estratagemas. Aél le agradan las imágenes que lo presentan como teniendo cuernos ypezuñas, porque tiene inteligencia; él fue una vez un ángel deluz. Alos que confían en su propia inteligencia les hará creer que puedencorregir las Escrituras. Tendránque enfrentar esta clase de incredulidad entre los que están enposiciones elevadas. Necesitanque el Espíritu Santo de Dios, el poder divino, coopere con ustedespara discernir las trampas que el diablo está preparando, y escaparde ellas. Conseguirállevarse cautivo al mundo religioso. (Véase 2 Tes. 2: 11.) ¡Cómopueden atreverse a colocar sus manos sacrílegas sobre lasEscrituras! Debemos exponer con claridad el sábado del Señor. Esalgo tan sencillo y tan definido. Es una señal distintiva entre loshijos de Dios y los hijos del mundo . . .
(Alzatus Ojos, p.99)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.