Tesco trolley

El trabajo es la nueva prisión: obligan a trabajadores a usar brazaletes electrónicos que monitorean todo lo que hacen

Tesco trolley
El supermercado TESCO utiliza brazaletes electrónicos que monitorean todas las actividades de los empleados, incluyendo descansos para ir al baño.

La discusión sobre la relación entre las máquinas (o la tecnología) y el trabajo humano (o su deshumanización) tiene por lo menos desde el inicio de la era industrial en el siglo 18.

En muchos aspectos las máquinas o los robots son más eficientes que el cuerpo humano para realizar ciertas tareas –pero desplazar al ser humano presenta una disyuntiva ética, siempre cuando no esta proveyendo la supuesta bonanza y libertad que prometen los entusiastas de la tecnología.

Pero si se quiere mantener al ser humano cumpliendo pequeñas labores pueden utilizar máquinas para vigilar y controlar el trabajo humano.

Según un reporte publicado por el Irish Independent, el gigante de los supermercados, TESCO, ha atado brazaletes electrónicos a los trabajadores de sus bodegas para medir su productividad, siguiendo sus actividades de cerca para que la administración pueda saber cuando toman un descanso para beber agua o ir al baño.

Las pausas se ven reflejadas como bajas en la puntuación del desempeño de productividad de los trabajadores -que después aparentemente son utilizadas para intimidarlos para que trabajen más rápido.

Los brazaletes les otorgan un cantidad de tiempo por actividad a los trabajadores, por ejemplo veinte minutos para cargar paquetes de refrescos. Si los trabajadores lo hacen en veinte minutos se les otorgan 100pc, pero si lo hacían en diez, se les otorgan 200pc.

TESCO negó que descansos para ir al baño afectaban las puntuaciones en su desempeño, sin embargo, un ex-empleado de la cadena de supermercados aseguró al Independent que su calificación después de ir al baño fue ‘mucho más baja’ de lo esperado.

En ocasiones, la administración manda a llamar a los trabajadores para decirles que tienen calificaciones bajas y deben mejorar. El resultado principal del brazalete, dice el ex-empleado anónimo, es que los trabajadores se sienten mucho más presionados y se sienten obligados a producir más y más.

Sobre-trabajar a las personas ha probado no ser lo mejor para las empresas. Estudios han demostrado que a la larga, trabajadores estresados tienden a sufrir más enfermedades y los costos médicos cuestan mucho a las compañías.

Según la CDC (Centro para el control y prevención de enfermedades), las cargas de trabajo excesivas y el cambio en demandas laborales son las principales causas de estrés en el trabajo.

La implementación de máquinas para mejorar el desempeño de los trabajadores ha sido utilizado desde hace mucho, hasta el reloj puede ser utilizado para el abuso administrativo, Frederick Taylor fue pionero de medir el tiempo en segundos.

Con el avance de la tecnología las empresas pueden monitorear con precisión todos los aspectos de la vida laboral de sus trabajadores, Henry Ford estaría celoso.

En SuperVision: An Introduction to the Surveillance Society (SuperVisión: Una Introducción a la Sociedad de la Vigilancia), John Gilliom y Torin Monahan hablan de encontrar a una mucama que les dijo que después de limpiar cada habitación, debía avisar a la administración para que pudieran monitorear cuantas habitaciones aseaba y en qué tiempo. Gilliom y Monahan explican: ‘Si un trabajador se queda quieto unos cuantos segundos, la administración lo sabe’.

Los Call Centers también controlan cada segundo del trabajo de sus empleados. En el call center de Time Warner Cable, los empleados tienen solo 8 segundos para hacer su papeleo, según Gilliom.

AlterNet publicó relojes biométricos y lectores de huellas dactilares que utilizan scanners de iris, tecnología de reconocimiento de caras para monitorear de cerca a los trabajadores.

A diferencia de las tarjetas, que permiten que sus empleados cubran los retrasos de sus compañeros al perforar sus tarjetas, la utilización de atributos físicos únicos como ojos y huellas dactilares asegura que el tiempo de los empleados será monitoreado con precisión y así llevar un registro detallado de pausas y productividad.

Fuente: [AlterNet]

Traducción:  Pijamasurf

One thought on “El trabajo es la nueva prisión: obligan a trabajadores a usar brazaletes electrónicos que monitorean todo lo que hacen

  1. Otro metodo que tambien utilizan en algunas empresas, es de grabar cada 2 minutos una captura de pantalla del monitor que esta utilizando el empleado, y otra es de usar camaras en las oficinas, otra es de monitorear las llamadas de los empleados para saber si utilizan el telefono para llamadas personales, a mi me parece muy mal ya que crea que los empleados esten estresados y les quita la tranquilidad y la creatividad,
    Gracias
    Jhon Arboleda
    http://www.trabajopolis.bo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.