20130606-030512

El Senado de Nueva York aprueba proyecto de ley en el que “el acoso, molestia o amenaza a un oficial de policía será un crimen”

20130606-030512
El Senado del estado de Nueva York aprobó un proyecto de ley que crea el delito de “acoso agravado de un oficial de policía”. El proyecto de ley (S.2402), impulsado por el senador Joe Griffo, convierte en un delito grave el “acosar, molestar o amenazar a un agente de policía en acto de servicio”.

“Nuestro sistema de leyes está creado para proteger los cimientos de nuestra sociedad”, dijo el senador Griffo. “Los agentes de policía que arriesgan sus vidas todos los días en nuestras ciudades y en nuestras carreteras se merecen toda la protección posible, y aquellos que no los tratan con respeto, acosan y crean situaciones que pueden conducir a lesiones merecen pagar un precio por sus acciones.”

El proyecto de ley establece este delito como un delito clase E, punible con hasta cuatro años de prisión.

“En un momento actual en el que los incidentes de falta de respeto y confrontación directa contra la policía se encuentran en su punto más alto de todos los tiempos, los hombres y mujeres que patrullan las calles de nuestras ciudades se merecen toda la posible protección que le podamos ofrecer”, declaró el Senador Griffo.

“Mi proyecto de ley convierte en delito cualquier tipo de acción física para tratar de intimidar a un agente de policía. Esta es una acción necesaria, ya que podemos ver el aumento de los incidentes porque muchas personas en nuestra sociedad han perdido el respeto que se debe tener a un oficial de policía.

Tenemos que dejar muy claro que cuando un policía está llevando a cabo su deber, todo ciudadano tiene que cumplir y que la negativa será cumplir con una pena.”

Profesionalmente, estoy agradecido de ver como este proyecto de ley pasa por el Senado. Nuestros agentes de policía tienen un trabajo muy peligroso y necesitan el apoyo de nuestros líderes de gobierno para ayudar a garantizar su seguridad “, dijo el jefe del Departamento de Policía de Utica Mark Williams.

“Con demasiada frecuencia las personas son un reto para que los agentes de policía cumplan su deber.Actualmente en los casos en que se ataque físicamente a un agente, (sin llegar a ser una lesión física) la carga legal es sólo una violación a la ley. Las consecuencias son demasiado pequeñas para el delincuente y se envía un mensaje equivocado al público. Los oficiales de policía son la primera línea de la opinión pública para restablecer el orden en situaciones peligrosas o caóticas.Los ciudadanos no tienen el derecho legal para desafiar físicamente la autoridad de un funcionario en el desempeño de sus funciones. Las amenazas, la intimidación y la fuerza física utilizadas en nuestros policías no sólo erosionan el respeto de nuestro sistema de justicia, sino que también ponen en peligro al público”.

Artículo traducido por Eternity.
Extraído de la web oficial del Senado de Nueva York

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.