07fbd-biohazardcorn

El Senado de EE.UU rechaza la enmienda que obliga a etiquetar los transgénicos

07fbd-biohazardcorn
El Senado de Estados Unidos rechazó aprobar la enmienda a la ley de seguridad agrícola que plantea la exigencia a los productores de etiquetar los alimentos con ingredientes genéticamente modificados.

Un total de 71 senadores votaron en contra de la medida, mientras que 27 se pronunciaron a favor. Los senadores que se opusieron a la enmienda de la ley pertenecen a los estados agrícolas que usan los cultivos transgénicos y argumentaron que el derecho de exigir la etiquetación debe ser otorgado al gobierno federal y que las etiquetas subirán el precio a los consumidores.

La propuesta de la enmienda fue presentada en el Senado por los senadores del Partido Demócrata, Barbara Boxer, del estado de California (suroeste); y Peter DeFazio, del estado de Oregón (noroeste), en un intento por crear una propuesta que pudiera conseguir un apoyo bipartidista.

Esta ley, denominada “Derecho a Saber”, proponía que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) etiquetara claramente los alimentos manipulados genéticamente para que los consumidores pudieran tomar decisiones informadas acerca de lo que comen.

Esta legislación fue apoyada por una amplia coalición de grupos. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), precisó que más de 100 compañías dieron su respaldo público a este proyecto de ley federal.

Debate sobre el etiquetado de alimentos

La FAO alerta que desde hace 15 años, los consumidores estadounidenses comen cada vez más transgénicos, casi siempre sin etiquetar.
El organismo también señaló que muchos que esta medida simplemente “obligará a los productores a hacer para los consumidores estadounidenses lo mismo que hacen para muchos mercado de exportación” que exigen el etiquetado de los productos transgénicos.

La ley de Seguridad Agrícola cubre programas de apoyo al sector agrario en la nación para los próximos cinco años, incluye un apoyo generoso al cultivo de plantas como el maíz y la soja, que a menudo con productos transgénicos.

Alrededor de 64 países exigen el etiquetado de alimentos con ingredientes genéticamente modificados, entre los que se incluyen los países miembros de la Unión Europea, Rusia, Japón, China, Australia y Nueva Zelanda

Fuente: RT Telesur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.