Espionaje-NSA-Fort-Meade-Maryland_CLAIMA20130825_0073_14

El espionaje de Estados Unidos pagó millones a los gigantes de Internet

Espionaje-NSA-Fort-Meade-Maryland_CLAIMA20130825_0073_14La poderosa Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) pagó millones de dólares a las grandes empresas de Internet, entre ellas Yahoo, Google, Microsoft y Facebook, como compensación monetaria por sus aportes a las tareas de espionaje informático que viene desarrollando y que al divulgarse provocaron un escándalo a nivel internacional.

El dato fue revelado por el diario británico The Guardian, quien accedió a nuevos documentos confidenciales facilitados por Edward Snowden, el ex técnico de la CIA y la NSA que es perseguido por Washington y que goza de asilo provisorio en Rusia. La relevancia de estos documentos radica, además, en que se prueba por primera vez la vinculación estrecha que hay entre estas empresas de Internet y los programas de espionaje de los servicios secretos de los Estados Unidos El material publicado trata también sobre el papel que juega un organismo judicial denominado Corte Fisa, creada por la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, y que se encarga de autorizar y supervisar el dinero que utiliza la NSA. En 2011 la Corte Fisa puso trabas a la actividad de los espías al conocerse que estaban interceptando miles de mails y violando la privacidad de personas sin relación alguna con el terrorismo. Desde ese momento la NSA comenzó a realizar diversas maniobras para conseguir autorizaciones provisorias de fondos que le den un marco legal a sus actividades.

“Los problemas del año pasado tuvieron como resultado múltiples extensiones de las fechas de vencimiento de los certificados, lo que provocó gastos de millones de dólares a los proveedores del programa de vigilancia para implementar cada una de las siguientes extensiones. Estos costos fueron a cargo de las Operaciones de Fuentes Especiales”, señala uno de estos documentos internos de la NSA fechado a finales de 2012.

Snowden explicó al diario británico que este órgano de Operaciones de Fuentes Especiales es la “joya de la corona”, ya que coordina todos los programas de espionaje que se basan en las “alianzas corporativas” con empresas de telecomunicaciones y proveedores de Internet que ofrecen acceso a datos de comunicaciones.

Ante la polémica que causaron estas revelaciones, los gigantes de Internet no tuvieron más remedio que salir a dar explicaciones. Pero se mostraron reacios a brindar detalles. Un vocero de Yahoo se negó a confirmar o negar su participación con los programas de espionaje, aunque sí admitió que reclamaron dinero a cambio de ciertas tareas que realizaron. “ Hemos solicitado estos reembolsos de acuerdo con la ley. Las leyes federales exigen que el gobierno de Estados Unidos reembolse a los proveedores por todos los gastos incurridos para responder a todos los procedimientos legales obligatorios impuestos por el gobierno”, argumentó para justificar el pedido.

Facebook, por su parte, fue más hermética. Respondió también a través de un vocero, pero aseguró que “ nunca recibió compensación en relación con su cumplimiento de una petición de datos del gobierno ”. En Google reiteraron que esa empresa nunca ha colaborado con la NSA: “No hemos participado en Prism ni en ningún otro programa de vigilancia del gobierno”. Microsoft evitó pronunciarse abiertamente, pero se supo que le está exigiendo al gobierno estadounidense que le permita blanquear la colaboración que realiza.

Los documentos confidenciales que Snowden entregó a la prensa describen el funcionamiento del programa de vigilancia Prism. A través de él se interfieren las comunicaciones telefónicas y los mensajes por Internet a nivel mundial de millones de personas, con el objetivo de detectar presuntos terroristas. Esto ocurre pese a las repetidas promesas del presidente Barack Obama y otras figuras de inteligencia de alto nivel de que no iban a violar la privacidad de la gente sin autorización judicial.

 http://www.clarin.com/mundo/espionaje-Unidos-millones-gigantes-Internet_0_980901998.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.