WillnerNeedleStick

El Dr. Rober Willner se pinchó con una aguja con sida en televisión para demostrar la farsa del VIH

Dr.Robert Willner médico con más de 40 años de experiencia,fue conocido por pertenecer a la mirada disidente de un grupo de personas que nunca creyeron que el virus del VIH fuese la causa del SIDA.
Autor de dos libros “La solución del cáncer” y “Deadly Deception” (Engaño Mortal).

En la contraportada de “Deadly Deception”, el autor nos trasmite un mensaje comovedor.


Dice: “Día tras día individuos saludables continuan siendo diagnosticados
como “positivos” por un test de VIH totalmente inexacto. Luego son tratados pora una enfermedad inexistente con la droga AZT (Zidovudeina). Esta droga fue prohibida hace 30 años por su alto nivel de toxicidad.

“Deadly Deception” (Engaño Mortal), es un libro de lectura facíl y obligatoria para cualquier persona diagnosticada con el VIH o no, cuyos fundamentos concuerdan de base con los de Peter Duesberg.

En uno de sus capítulos de “Deadly Deception” se relata una experiencia que merece la pena ser contada.
Lo que sigue es un resumen del mismo.

En julio de 1993 el Dr.Robert Willner fué invitado por un amigo que vivia en en Costa Teguise,una isla de Lanzarote(España).
A través de una circunstancia inusual, conoció a una mujer brillante Marisa Cáceres , cuya ética y capacidad de análisis, condujo a una cadena de acontecimientos que sacudieron a toda España.
Después de que Marisa Cáceres leyera el manuscrito casi terminado de este libro, concertó una entrevista para que el Dr.Robert Willner se reuniera con Andrés Pallares,editor responsable del semanario de noticias de Lanzarotede.Andrés se mostró reacio a hablar con un médico que aseguraba que el VIH no existía. Pero Marisa lo desafió y finalmente almorzaron en la Playa de Famara,tras dos horas de conversación el editor estuvo convencido.

El 25 de septiembre de 1993,se publicó en Lanzarte el primero de los cuatro artículos.Marisa organizó una conferencia para el público, que estaba de acuerdo y fué la encargada de la traducción simultánea.
A dicha conferencia se invitó a Pedro Tocino al cual Marisa había visto en un programa de la televisión Española.Pedro llegó el domingo 10 de octubre con un manuscrito de un libro que había escrito, documentos del gobierno y su historial médico.Estaba luchabado contra el sistema de sanitario del gobierno, debido a su falta de rigor en permitir que la sangre contaminada fuese utilizada en las transfusiones y culpaba a el AZT.
Pedro era un hombre amable,parecía estudiar con sus ojos y con cierta incredulidad que después de años de una batalla dura y solitaria, habiera un médico de su parte.Padecia hemofilia de forma leve,por eso dió positivo ante las pruebas de VIH y había sido envenenado lentamente por el AZT.

En la mañana del 13 de octubre de 1993,el Dr.Robert Willner meditaba sobre cómo podría crear una duda efectiva en la mente de una audiencia a la cual se le había lavado el cerebro con mentiras durante diez años ,se acordó de un comentario hecho por Peter Duesberg, el microbiólogo de renombre mundial.En una conferencia que dió en 1989, mencionó que tomaría una inyección del virus del VIH, si podía tener la certeza de que no contuviera algún otro ingrediente y Pedro a exceción de se hemofílico y de haber sido tratado con AZT era un hombre sano.
Despúes de obtener el consentimiento de Pedro para que lo ayudase en su experimento y para finalizar la conferencia , delante de las cámaras,Pedro se clavó una aguja hipodérmica en un dedo de la mano hasta que quedo recubierto completamente con su sangre,después el Dr.Robert Willner introdujo profundamente la misma aguja hipodérmica en uno de los dedos de su mano.


Las fotos y la historia apareció en todos los periódicos importantes de España.
Se pedía la condena de los funcionarios del gobierno y las amenazas de acciónes legales.El Dr.Robert Willner sabía que el gobierno no podía correr el riesgo de exponerses ante un tribunal de justicia, pero sí la responsabilidad de la industria farmacéutica y de los narcotraficantes.


Los estudios fraudulentos de la empresa Burroughs-Wellcome saldrían a la luz, la compañía podría ir la quiebra por demandas judiciales y sus funcionarios podrían ser objeto de cargos criminales.Si los adictos y potenciales consumidores de droga sabían que era la droga la que causa el SIDA,también podría costar miles de millones de dólares en el comercio ilegal de drogas.

Varias cadenas de televisión llamaron a el Dr.Robert Willner con peticiones para que que se presente ante las cámaras.Marisa sabiamente aconsejó al Dr.Robert Willner que el gobierno se negria a ejecutar el experimento en sus emisoras , estarían controladas y no serían imparciales.Por lo aceptaron la petición de la cadena privada de Antena-3 en el programa matinal “Todo va bien” lider de audiencia en España en aquella época ,dirigido y presentado por Pepe Navarro.

Ver la parrilla televisiva de la época

Marisa negoció la aparición ,acompañó a el Dr.Robert Willner a Madrid con el fin de traducir de manera clara y de que nada de lo que se dijera fuera malinterpretado.Pidiendo sólo para los gastos y que se pudiese revisar las preguntas antes del show.La dirección del programa a su vez le pidió al Dr.Robert Willner la disponibilidad de realizar otra vez el experimento con la punción de la sangre de Pedro Tocino ante la cámara.

El 20 de octubre una noche antes del show, se celebró una reunión previa con Pepe Navarro, el cual se mostró escéptico en un principio pero tras más de dos horas de preguntas, su interés y actitud cambió ,dando lugar a una gran preocupación por los hechos que se presentaban.

Se localizó mediante una llamada telefónica a Peter Duesberg de la Universidad de California para que Pepe pudiera hablar con él directamente.Pepe pidió a Peter Duesberg si podía enviar un fax con su apoyo, posicionandose sobre la estafa del SIDA.A la mañana siguiente,el canal televisivo comunicó al Dr.Robert Willner que no era necesario repetir el “pinchazo en el dedo” ante la cámara.El fax de Peter Duesberg y de una copia del Sunday Times del 3 de octubre de 1993, que el Dr.Robert Willner había traído fue suficiente y se exhibió en la televisión.El titular de la primera página “Plaga de SIDA de África un” mito ” y los dos titulares en las páginas 10 y 11,” La plaga que nunca fue “, fueron vistos por millones de personas en toda España. Las llamadas telefónicas de los espectadores fueron de 4 a 1 a favor de la posición sobre la estafa del SIDA.


En Madrid, fué entrevistado por Pronto, revista semanal de más tirada en la época, con 4.000.000 lectores en España. El artículo de tres páginas titulado”Robert Willner: El virus del VIH no causa el SIDA” fue muy favorable y honesto.Contiene fotografías en color de la yema del dedo ahora ” famoso ” y el titular del Sunday Times.Se realizaron ofertas para la publicación de este libro por empresas en varios países. Conferencias que incluyen a Peter Duesberg y otros disidentes.

La historía salió publicada en “F”, una de las cuarto agencias de noticias más imoprtantes del mundo.


El Dr.Robert Willner se realizó las pruebas de VIH a su regreso a EE UU y dió negativo al test,declaró: “Si es necesario, pondré mi dedo con sangre contaminada por el VIH una y mil veces, hasta que esta estafa mortal y sus autores se detengan.

Lamentablemente poco después de que el Dr.Robert Willner publicase este libro fue revocada su licencia médica para pacientes con SIDA y murió el 15 de abril 1995 de un ataque al corazón, nuca murió de SIDA anunque probablemente a los que definden la teoría oficilista del VIH les habría gustado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.