image_preview

Corea del Norte suspende toda actividad en complejo Kaesong

image_preview
Este lunes se agravó la situación en la península de Corea tras la retirada de los 53 mil trabajadores norcoreanos y la suspensión de todas las operaciones del complejo industrial Kaesong, anunció el secretario general del Comité Central del Partido de los Trabajadores, Kim Yang-gon; en el sexto día del bloqueo del paso surcoreano al recinto.

Según el portavoz, el régimen de Pionyang está considerando el cierre permanente del enclave industrial. Yang-gon había visitado previamente el lugar pidiendo a sus responsables estar “totalmente preparados” ante cualquier acontecimiento.

Durante la visita el representante gubernamental norcoreano admitió que la crisis en el único proyecto intercoreano vigente se deba a “los actos imprudentes de los belicistas surcoreanos y estadounidenses”, refiriéndose a las prácticas militares que ambos aliados realizan en la península.

El secretario general del partido norcoreano facilitó además planes detallados del Gobierno de Pionyang a los funcionarios del Estado, según informa la Agencia Telegráfica Central de Corea del Norte (ATCC), sin dar más detalles.

Pruebas nucleares y misiles

Por su parte, el Ministerio surcoreano de Defensa declaró este lunes que lecturas de datos radiactivos en la zona probable de lanzamiento no reflejan “movimientos inusuales”, lo que descarta pruebas nucleares por parte de Corea del Norte. Anuncio ocurrido poco después de que el ministro de Unificación de Corea del Sur, Ryoo Kihl Jae, advirtiese sobre preparaciones de Corea del Norte para su cuarto ensayo atómico.

“Nos han informado de que Pionyang podría realizar pronto otra prueba nuclear”, dijo un alto cargo gubernamental surcoreano. “Pero estamos analizando si realmente se está preparando para otra prueba nuclear o si solamente trata de presionar a Seúl y Washington”, añadió.

Resulta cierto, por otro lado, el registro detectado en el “aumento de la actividad de los trabajadores y vehículos” en los túneles subterráneos de las instalaciones nucleares de Punggye Ri, donde Corea del Norte llevó a cabo su tercer ensayo el 12 de febrero; indicó la fuente.

“Las actividades parecen ser las mismas que las realizadas antes de la tercera prueba nuclear”, dijo, aunque recordó que desde entonces, los operarios norcoreanos han estado trabajando en la reparación de los túneles subterráneos.

Adicionalmente, fuentes militares han revelado que el país norcoreano se prepara para lanzar uno de los misiles “Musudan” de alcance medio, entre 3 mil y 4 mil kilómetros, que fue trasladado y colocado en las lanzaderas de la costa oriental la semana pasada.

“Han movido un misil de alcance medio usando una plataforma de lanzamiento móvil a la ciudad de Wonsan, en las costas del mar Oriental, y la han escondido, por lo que asumimos que pueden lanzarlo en cualquier momento”, han anunciado al periódico surcoreano, ‘JoongAng Ilbo’.

Todo esto ha ocurrido a partir de la declaración por parte del gobierno de Kim Jong-Un del “estado de guerra” en la península amenazando con atacar las bases militares que Estados Unidos posee en las islas de Hawai, Guam y Japón; es decir, la notificación “formal” a la Casa Blanca de la posibilidad del lanzamiento de un ataque “sin compasión” contra objetivos estadounidenses, lo que incluye a su vez un “ataque nuclear diversificado”.

Fuente: Telesur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.