<!-- Publicado por by -->
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, estrecha la mano del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.EFE
08 de junio 2010.-Mahmud Ahmadineyad ha lanzado un nuevo mensaje al mundo. El presidente de Irán ha advertido que los acuerdos alcanzados entre su país y Brasil y Turquía sobre intercambios de combustible nuclear supone un paso adelante para un nuevo orden mundial. De hecho, el mandatario iraní calificó la cooperación nuclear como una “oportunidad irrepetible”. “Esperamos que se pueda aprovechar esta oportunidad”, declaró Ahmadineyad en Estambul donde asiste en la Conferencia sobre Interacción y Medidas de Construcción de Confianza en Asia (CICA), donde la diplomacia turca esperaba una declaración final que al final no se ha producido en la que se incluya una condena a Israel por el asalto a la Flotilla de Libertad.Ahmadineyad afirmó en una rueda de prensa que aún espera la respuesta del denominado Grupo de Viena, formado por EEUU, Rusia, Francia y el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) al acuerdo alcanzado con Ankara y Brasilia.Turquía y Brasil lograron recientemente un acuerdo con Irán, por el que la República Islámica se compromete a entregar a los turcos 1,2 toneladas de uranio enriquecido al 3,5%, para recuperar un año después 120 kilos del material purificado en un 20% para un reactor médico.

“Nuevas instituciones”

Ahmadineyad también criticó al Consejo de Seguridad, al asegurar que era un directorio mundial injusto, en el que los miembros no permanentes sienten la presión de EEUU. “Necesitamos nuevas instituciones. Si Estados Unidos y algunos de sus amigos piensan que pueden seguir como durante los últimos 60 años, están equivocados”, afirmó Ahmadineyad. “Esperamos que el presidente (Barack) Obama emprenda una nueva política” “Esperamos que el presidente (Barack) Obama emprenda una nueva política”, declaró. “Si no son capaces de cambiar, los primeros perdedores serán el presidente Obama y el pueblo de Estados Unidos”, añadió.El mandatario iraní también advirtió a Rusia de que no debe alinearse con los enemigos de Irán y criticó a Moscú por apoyar el proyecto de resolución de la ONU que amplía las sanciones contra Teherán. “Somos vecinos de Rusia. Debemos de ser amigos y socios. Eso es lo que espero. Deben cuidarse de no apoyar a los enemigos del pueblo iraní”, declaró.Por su parte, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, que también se encuentra en Estambul para participar en la cumbre, afirmó que las nuevas sanciones del Consejo de Seguridad contra Irán no deben ser “excesivas”.

  Un tema poco tenido en cuenta ya por el mundo Cristiano y ni hablar del mundo en general es el tema profetico Adventista. La ultima profeta que el mundo ha tenido (de el Único Diós Verdadero), fue dotada de una revelación dada directamente por Cristo. Y esta, nos abre un panorama impresionante y muy interesante. La profecía, de la ley dominical es el resultado de la union de la iglesia y el estado, asi lo describe Elena G White.

 

Hasta ahora se ha solido considerar a los predicadores de las verdades del mensaje del tercer ángel como meros alarmistas. Sus predicciones de que la intolerancia religiosa adquiriría dominio en los Estados Unidos de Norteamérica, de que la iglesia y el estado se unirían en ese país para perseguir a los observadores de los mandamientos de Dios, han sido declaradas absurdas y sin fundamento. Se ha declarado osadamente que ese país no podría jamás dejar de ser lo que ha sido: el defensor de la libertad religiosa. Pero, a medida que se va agitando más ampliamente la cuestión de la observancia obligatoria del domingo, se ve acercarse la realización del acontecimiento hasta  ahora tenido por inverosímil, y el tercer mensaje producirá un efecto que no habría podido producir antes. CS pag. 663
El Papa quiere una “revolución de amor”, que cambie de manera radical el mundo. No la desea como un movimiento “sentimentalista”, de puro corazón y nada de cabeza. Benedicto XVI apuesta por el ser humano su capacidad de modificar la realidad y por eso está convencido de la urgencia de formar una “nueva generación de políticos católicos”, congruentes y arriesgados, capaces de sacar lo mejor del arte del gobierno.
Así lo dejó en claro el obispo de Roma el viernes último durante una audiencia en El Vaticano con asistentes a la asamblea plenaria del Pontificio Consejo para los Laicos. El discurso, del cual reportamos sus pasajes más importantes aquí abajo, demostró que Joseph Ratzinger considera como una imperiosa necesidad la participación de los cristianos en la guía de las naciones.

No se trata de una ocupación secundaria para la Iglesia, en realidad es una tarea esencial, para la sociedad y también para la institución eclesiástica. “A nadie le es lícito permanecer ocioso” reza una de las frases más famosas de la histórica encíclica “Christifideles Laici” de Juan Pablo II. Benedicto XVI no sólo refrendó esta idea, sino que fue más allá al señalar que “existe la necesidad de políticos auténticamente cristianos”.
No es parte de la misión de la Iglesia la formación técnica de los políticos, su misión es dar su juicio moral incluso sobre cosas que corresponden al orden político, cuando lo exijan los derechos fundamentales de la persona y la salvación de las almas utilizando sólo aquellos medios que son conformes al evangelio y al bien de todos, según la diversidad de los tiempos y las situaciones. 
Urge recuperar una auténtica sabiduría política, ser exigentes en aquello que nos compete, servirse críticamente de las investigaciones de las ciencias humanas, afrontar la realidad en todos sus aspectos, yendo más allá de todo reduccionismo ideológico o pretensión utópica, mostrarse abiertos a todo verdadero diálogo y colaboración, teniendo siempre en cuenta que la política es un complicado arte de equilibrio entre ideales e intereses, pero sin olvidar jamás que la contribución de los cristianos será decisiva sólo si la inteligencia de la fe se convierte en inteligencia de la realidad, clave de juicio y de transformación. Por ello es necesaria una verdadera “revolución de amor”. 
URGE RECUPERAR UNA AUTÉNTICA SABIDURÍA POLÍTICA
Benedicto XVI al Pontificio Consejo para los Laicos / 21 de mayo de 2010

read more

Un símbolo es la representación perceptible de una idea, con rasgos asociados por una convención socialmente aceptada. Es un signo sin semejanza ni contigüidad, que solamente posee un vínculo convencional entre su significante y su denotado, además de una clase intencional para su designado. El vínculo convencional nos permite distinguir al símbolo del icono como del índice y el carácter de intención para distinguirlo del nombre. Los símbolos son pictografías con significado propio. Muchos grupos tienen símbolos que los representan; existen símbolos referentes a diversas asociaciones culturales: artísticas, religiosas, políticas, comerciales, deportivas, etc.

read more

La obra del pueblo de Dios consiste en prepararse para los acontecimientos del futuro, los que pronto lo sobrecogerán con fuerza abrumadora. En el mundo se formarán monopolios gigantescos. Los hombres se asociarán en gremios que los encerrará en el redil del enemigo. Unos pocos hombres se unirán para apoderarse de todos los medios que puedan obtenerse en ciertos tipo de negocios. Se formarán gremios de obreros y los que rehuse unirse a ellos serán hombres marcados. . .
Estos gremios constituyen una de las señales de los último días. Los hombres están siendo unidos en atados listos para se quemados.[¡Maranatha, el Señor viene!, p. 181]

read more

Chicago y Los Ángeles

También pasaron ante mí escenas que pronto tendrían lugar en Chicago y en otras grandes ciudades. A medida que aumentaba la maldad y se retiraba el poder protector de Dios, había vientos destructivos y tempestades. Los edificios eran destruidos por el fuego y derribados por terremotos.
Algún tiempo después se me mostró que la visión de edificios en Chicago y la inversión de los medios de nuestro pueblo para levantarlos, y su correspondiente destrucción, no eran sino una lección práctica para nuestro pueblo, amonestándoles a no invertir grandes sumas en propiedades en Chicago, ni en cualquier otra ciudad, a menos que las providencias de Dios abran positivamente el camino e indiquen claramente el deber de construir o comprar, como sea necesario, a fin de dar la nota de amonestación. Se dio una advertencia similar respecto a construir en Los Ángeles. Repetidamente se me ha instruido que no debemos invertir recursos en la construcción de edificios costosos en las ciudades.-PC 50 (1906).

read more