527c2cf56173b_565_319!

Argentina prohíbe producir y vender comidas con grasas trans

527c2cf56173b_565_319!

El país será pionero en materia legislativa que elimina toda posibilidad de ingerir este tipo de sustancias. Entrará en vigencia a partir de diciembre.

Argentina será pionero mundial en la prohibición legal de la producción y venta de grasas trans que se realice en cualquier punto del país. Será a partir de diciembre, cuando entre en vigencia la regulación que restringirá la cadena productiva y comercial de los alimentos que contengan dicha sustancia.

“Hace cuatro años se modificó el Código Alimentario Argentino para que se supriman las grasas trans de los alimentos procesados”, sostuvo el viceministro de Salud de la Nación, Eduardo Bustos Villar, en diálogo con la agencia estatal Télam.

Bustos Villar explicó que “al prohibir la producción y comercialización, Argentina se convertirá en el país líder en el mundo en la regulación de las grasas trans”. Las grasas trans “están presentes en productos como las harinas y aceites vegetales, y son las que desencadenan las obstrucciones arteriales”, recordó el funcionario.

“Desde la legitimidad que nos otorgan los logros realizados en beneficio de la salud de los argentinos, instamos a los países miembros de la ONU a implementar políticas que incluyan claramente a la regulación de la publicidad de alimentos; a desplegar acciones dirigidas a promover el consumo racional de azúcar; a propiciar medidas para reducir la ingesta de alimentos no saludables y a promover la actividad física”, puntualizó.

En la misma línea, reforzó ante el plenario: “Con satisfacción y orgullo, podemos decir que la República Argentina lidera en la región la regulación de las grasas trans, y que a partir de diciembre de 2014 seremos un país libre de ellas”.

Las enfermedades no transmisibles, en su conjunto, son responsables de más del 60 por ciento de las muertes, 80 por ciento de las cuales ocurren en países de bajos y medianos ingresos, según datos del Ministerio de Salud de la Nación.

Las principales de estas patologías son la diabetes, las cardiovasculares y respiratorias crónicas, el cáncer y la enfermedad renal, y se caracterizan por compartir los mismos factores de riesgo: el tabaquismo, la mala alimentación, la falta de actividad física y el consumo excesivo de alcohol.

En su exposición, el viceministro informó que se profundizó la política de reducción del consumo de sal, a través de una ley; se reglamentó la ley nacional de control de tabaco; y se actualizó la ley de diabetes, al ampliar la cobertura a los pacientes.

“Si no lo hacemos, estaremos perdiendo una oportunidad inmejorable para combatir los males que afectan a nuestros pueblos desde el siglo pasado, pero que constituyen en el siglo XXI una verdadera epidemia, como es el caso del sobrepeso y la obesidad, que condicionan gravemente el desarrollo armónico de nuestros países”, agregó.

El viceministro de Salud de la Nación advirtió que “sólo con el fortalecimiento de los estados miembros, con clara rectoría en políticas públicas integradas, integrales, intersectoriales y sostenibles”, se conseguirá que las enfermedades crónicas no transmisibles “dejen de ser una acechanza sobre la salud de los pueblos y sus economías, forjando un porvenir más saludable, más equitativo y socialmente más justo”.

Fuente: MDZ Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.